Mentalidad de Rico vs Pobre: El dinero si importa

Mentalidad de la gente rica: "Yo soy exitoso en todo lo que hago. Yo creo mi vida".
Mentalidad de la gente pobre: "Así es la vida, no queda de otra que echarle ganas y salir adelante".

El rico siempre buscará oportunidades. El pobre excusas. El rico busca, lee y se prepara para recibir el éxito. El pobre huye, evita y le tiene miedo al éxito. 

El rico investiga todo aquello que le pueda producir prosperidad. El pobre es desconfiado. La falta de dinero no es un problema. Es un síntoma de tu mala salud financiera. Es como cuando tienes tos o catarro. Es una señal que partículas intrusas están queriendo invadir tus pulmones que ha a larga evitarán que puedas respirar bien. Y entonces ¿Que haces? Buscas un remedio para ponerle fin!

Pretendemos que este libro sea el remedio para tu mala salud financiera en caso hayas identificado sus principales sintomas: la falta de dinero. No importa si es en tu emprendimiento o en tus finanzas personales. Te dejamos el capítulo 1 y parte del capítulo 2 para tu deleite:

Capítulo 1

Importancia de la visión en nuestro emprendimiento

La visión es la fuente y la base de todo emprendimiento. La capacidad de hacer realidad nuestros sueños no es posible sin el don de la visión. Todo lo que existe en la tierra, todo invento, todo desarrollo, jamás hubiese sido realizado sin antes existir el poder inspirador de esta fuerza misteriosa en la visión de alguien. El mundo que conocemos hoy en día fue desarrollado a través del poder de grandes líderes visionarios.
El mundo moderno nació y desarrolló todos sus logros sociales, científicos, financieros, médicos, políticos, constructivos y tecnológicos, así como todos los avances en la ciencia, el descubrimiento del cosmos y sus misterios, la tecnología  y el internet, todos ellos le deben su concepción y creación al poder de la visión.
La visión es la puerta entre la limitación de lo que ven tus ojos y todo aquello que tu corazón puede sentir, tus anhelos, tu ardiente deseo por alcanzar lo que te hayas propuesto. Hay una cita bíblica que te impactará sobremanera acerca de lo que es la visión: “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. La cita la encuentras en Hebreos 11:3 (Reina-Valera RVR1960).
“Lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. Nuestra visión hace que lo invisible se vuelva visible y que lo desconocido pueda ser una posibilidad. O una realidad. O ambas cosas a la vez como nos lo demuestra la física cuántica a través de un sencillo experimento denominado “la teoría de la doble ranura”. Si quieres tomar un atajo puedes ver el video en el siguiente enlace:
Este experimento es considerado por muchos como la base para entender los secretos de la física cuántica y es absolutamente impresionante para entender porque mediante la visión, la visualización de lo que queremos obtener en la vida está a un instante de nuestro espacio-tiempo.
En nuestro mundo visible, las cosas están catalogadas y clasificadas. Pero en nuestro mundo invisible, las cosas tienen un comportamiento diferente. Los pensamientos son cosas. Te recomendamos que le prestes atención al video del enlace que te hemos dejado mas arriba para comprender este fascinante experimento.
Pero la visión no solo hace que nuestro emprendimiento se haga realidad algún día al implantarlo en nuestra mente. También hace que el sufrimiento y la desilusión momentánea que recorremos para llegar al éxito se conviertan en algo que se puede sobrellevar.  
                La visión de tu emprendimiento te inspirará cuando te deprimas en medio del camino y te motivará cuando te desanimes. Como verás más adelante, el éxito no es permanente, y el camino que hay que recorrer para mantenerse esta de lleno de obstáculos y altibajos. Pero mantenerte en la visión te proveerá esperanza en medio del desaliento y fortaleza en los momentos más difíciles.
Fue la visión la que produjo a la primera gran civilización de Egipto situada en la rivera del rio Nilo establecida hace más de cuatro mil años, a que pudieran construir las pirámides que nos maravillan el día de hoy. Fue la visión de sus reyes que hicieron del imperio romano uno de los más poderosos de la historia extendiendo sus dominios por Europa, Asia y Africa con importantes avances en especial por las construcciones, el gran desarrollo del arte y de la literatura. El cine, la aspirina, la invención del automóvil y el avión, la bicicleta, la televisión y el rayo láser, formaron parte de los grandes inventos de la humanidad en el siglo pasado. Todos estos desarrollos tecnológicos, en medicina y ciencia fueron posible gracias a la visión de sus inventores. Fue la visión de Steve Jobs que transformó totalmente la tecnología y hace posible que hoy tengas en tus manos una verdadera joya tecnológica que combina perfección y procesadores. La visión de Jobs en sus propias palabras: ”Algunos dicen que hay que darle al consumidor lo que éste quiere, pero ése no es mi enfoque. Nuestra tarea consiste en descubrir qué es lo que el consumidor va a necesitar antes de que él lo haga. La gente no sabe lo que quiere hasta que uno se lo muestra. Por eso no creo en estudios de mercado. Nuestro trabajo es leer cosas de las cuales aún no se ha escrito”. La visión es la energía del progreso.
Todo emprendimiento individual deberá contar con una visión bien definida para asegurar el éxito del proyecto. Un emprendimiento solo con actitud mental positiva será presa fácil de la indisciplina personal y perder todo tipo de control. La visión es la fuente de la motivación y la disciplina personal. Muchos emprendedores no tienen visión alguna de su negocio y solo quieren escapar de un lugar de trabajo en el que están atrapados, pero el miedo de abandonar su zona de confort los paraliza y se preguntan dónde pueden encontrar un propósito para sus vidas. Hay otros que empezaron con una visión su emprendimiento pero la han abandonado por desconocer como hacer el recorrido por la curva del éxito y se encuentran estancados. Finanzas para Emprendedores: Los 4 Pilares Básicos está diseñado para cubrir esa brecha de los emprendimientos en que te encuentres para ayudarte a entender la naturaleza de la visión y vuelvas a reencontrarte con tu visión personal y, tu emprendimiento cuente con las herramientas financieras básicas y las habilidades necesarias para que tu visión se llegue a materializar.
Si ya decidiste emprender, has vencido la primera barrera que es el miedo, el que muchas veces nos paraliza y, como Alonso en la historia al principio de este libro, solo existe en nuestra imaginación. Tú estas destinado a marcar la diferencia entre tus semejantes, si eres emprendedor, ya tienes un propósito personal que es la fuente de tu visión y es lo que le da significado a tu vida. Solo debes ponerte manos a la obra porque tu futuro está a un instante, está dentro de ti. Solo debes ver más allá de tus ojos y trabajar para realizar aquello que no se ve todavía. 

Capítulo 2

¿Qué es el éxito y porque es tan difícil obtenerlo?

Fallar o fracasar es uno de los miedos más grandes que tenemos. Un emprendedor puede enfrentarse al miedo de fallar y miedo al éxito. El miedo a fallar parece un poco lógico. En un emprendimiento puede significar la perdida de dinero o de nuestras posesiones. Pero, ¿Miedo al éxito? Nadie inicia un negocio pensando que va a perder su casa. No se nos cruzaría jamás por nuestra mente perder todos los ahorros de nuestra vida en un emprendimiento. Así que en este mundo en el que la pauta parece ser la de tener éxito siempre, resulta difícil de entender que haya emprendedores que le teman. ¿Quién no querría tener un negocio exitoso? ¿Por qué no querrías tener éxito en todos tus emprendimientos? “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” —El Tío Ben, en Spiderman. ¿Recuerdas la frase? Seguro que sí, pero la cita original fue de Franklin D. Roosevelt en su último discurso al pueblo norteamericano, dos días antes de morir.
El éxito es poder, también conlleva muchas responsabilidades y un alto precio que  muchos están dispuestos a no pagar. Quizás algunos se conforman con un éxito a medias si este les proporcionara una vida tranquila. Pero un emprendedor exitoso es mentalmente fuerte y siempre está listo para salir y ver que tiene el mundo que ofrecerle. Tiene pasión. Un ardiente deseo por alcanzar sus objetivos. Ha aprendido que un fracaso muchas veces es solo el inicio del camino. Estas vivencias solo enriquecen sus conocimientos y aumentan su ardiente deseo por alcanzar su objetivo.
Pero, ¿Qué es el éxito? ¿Porque es una presa difícil de cazar?
Seguramente porque hemos crecido con este tipo de definiciones acerca de lo que es el éxito (definición según algunos autores): “Eéxito es conquistar todas aquellas metas que te propongas. Esos objetivos que quieres lograr para ser más feliz, efectivamente componen el éxito en tu vida. Si quieres ser exitoso, debes empezar por definir con precisión de láser aquello que deseas lograr”.
Definición según la RAE: “Con origen en el término latino exitus (“salida”), el concepto se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento. Su raíz se hace más o menos evidente según el contexto en que usemos esta palabra, ya que muchas veces expresa “sobresalir”, “salir por encima de la competencia”, “salir de la oscuridad, del anonimato“.

Ciertamente cualquier emprendedor estaría de acuerdo con estas definiciones, pero en la practica el asunto es muy diferente. Y esto es porque el éxito se compone de pequeños fracasos que nos ayudan a escalar hasta la cima. El mejor ejemplo que hemos encontrado para definir el éxito como nos ha tocado a muchos vivirlo en nuestro propio “pellejo”, es que el éxito es como una curva senoidal. No es permanente. Sufre constantemente altibajos, y las acciones, procedimientos y decisiones que antes funcionaron bien para mantenerte en la cúspide del éxito en la primera curva, para la segunda curva ya no serán  efectivos y tendrás que re-inventarte nuevamente para mantenerte en la cima. En la gráfica de abajo te mostramos como es una curva senoidal. Ese es el mismo recorrido que tenemos que hacer hasta llegar a conseguir el éxito, el cual es solamente lo que ves en el recuadro de color rojo. Saliendo de ese recuadro, vamos descendiendo en la curva, por lo que será necesario nuevas acciones para mantenernos.
En todo emprendimiento nuevo siempre empezamos en picada en la curva del éxito. Cualquiera sea la manera como empecemos. La novatada tiene un precio y este lo tenemos que pagar. Por supuesto que todo emprendimiento tiene como objetivo el éxito y así lo visualizamos. Pero la manera como lo visualizamos no nos permite ver el recorrido completo, solo vemos la cima, no el camino para llegar a ella. Y esto es así porque no contamos con la información necesaria para planificar nuestro emprendimiento. Cuando empezamos nuestra mentalidad es muy diferente. Tenemos el conocimiento y la actitud correcta, sabemos como hacer que sucedan las cosas. Pero cuando empezamos generalmente lo hacemos porque tenemos ganas de ser independientes, de trabajar por nuestra propia cuenta, no estar atados a un horario, o no tener quien nos esté diciendo como hacer nuestro trabajo.

Simplemente queremos demostrarnos algo a nosotros mismos, incluso a los demás. En este estado de emociones nuestra actitud juega un papel muy importante, y a la larga nos hace pasar factura. Es nuestra actitud lo que determina como vamos a encarar un emprendimiento. Es lógico que al principio tengamos miedo. Pero esta no es la actitud correcta. Entonces no emprendemos para que nos vaya mal. Ni siquiera pensarlo. La actitud es valiosa en nuestro proyecto porque cataliza todas nuestras ideas. Nuestra actitud mental positiva (AMP) hace que nuestra visión empresarial sea así:
Nuestra visión empresarial siempre apuntará al éxito. Ningún emprendedor quiere fracasar! Nuestra actitud es correcta, cien por ciento actitud mental positiva, pero esta embriaguez de positivismo no nos deja ver el panorama completo y el difícil camino que estamos por recorrer. El 90% de los emprendimientos abandona en la parte más honda de la curva. Es la noche oscura de nuestro proyecto y es aquí donde abandonamos. Que lastima! Si tan solo hubiésemos sido correctamente asesorados en todo lo que implica un emprendimiento y sus pilares básicos, los cuales si se mantienen en el orden correcto y siempre van de la mano como las 4 patas de una mesa, nunca abandonaremos un emprendimiento.

Cuando estemos en lo mas hondo de la curva, sabremos que nuestro ascenso hacia el exito esta cerca. Al principio estamos emocionados con nuestra idea la cual hemos convertido en producto o servicio y ha nacido... 

LEE EL LIBRO COMPLETO:




Mentalidad de Rico vs Pobre: El dinero si importa Mentalidad de Rico vs Pobre: El dinero si importa Reviewed by CPC Frank Alberto on abril 30, 2019 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.